En muchas ocasiones y dentro de un procedimiento de familia, donde hay hijos menores de por medio, no es suficiente con que se le otorgue a uno de los padres la custodia de los hijos para poder tener algún tipo de prioridad o mayor peso en el cuidado de los mismos.

Esto puede suceder cuando uno de los progenitores se desentiende completamente, o porque se resida muy lejos del menor y no se pueda estar contando con su consentimiento para adoptar decisiones importantes sobre el menor. Si tenemos que llevar un menor a un especialista, hacerle un pasaporte, cambiar el empadronamiento o cambiarlo de centro escolar, nos requerirán para que firmen los dos progenitores, salvo que solo conste uno de ellos en el certificado de nacimiento, como puede ser en el supuesto en el que el menor no haya sido reconocido por el padre.

patria potestad

La solución, nos la puede dar en Juzgado dictando una Sentencia, donde además de la guarda y custodia del menor, nos otorgue el ejercicio exclusivo de la patria potestad, si contamos con el consentimiento del otro progenitor, podemos acudir al procedimiento de mutuo acuerdo, en el que acompañaremos a una demanda de mutuo acuerdo o con el consentimiento del otro progenitor un convenio en el que los padres acuerdan que uno de ellos tendrá el ejercicio exclusivo de la patria potestad además de la guarda y custodia (y no la patria potestad compartida como sucede en la mayoría de los casos); en caso contrario, tendremos que presentar una demanda, el Juzgado tratara de emplazar al otro progenitor y si no es localizado se celebrará una vista en la que al estar en rebeldía lo más probable es que se nos conceda el ejercicio exclusivo de la misma sin problema.

Todo ello, claro está, con la obligación del padre de contribuir con la manutención del mismo, por cuanto sigue siendo su responsabilidad.

patria potestad

Ejercicio exclusivo de la Patria Potestad
¡Comparte esto!
Etiquetado en: